Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

Jueves, 23.Noviembre.2017

Inicio > Prensa, Radio y TV > Emotiva despedida a una víctima de la delincuencia

Emotiva despedida a una víctima de la delincuencia

Receptor. Esta vez, Zeferino Domínguez, de 19 años, no llegó a jugar, sino a despedirse del emparrillado que durante 14 años lo vio crecer, pues sus padres, amigos y conocidos le dieron el último adiós. Jugador de Bucaneros por siempre, víctima más de la delincuencia en el país.

Martes, 7 de Noviembre de 2017 a las 23:55 hrs.

Emotiva despedida a una víctima de la delincuencia

Laura Islas reportera Reforma.com

En medio de un cráneo, como lo hacía en cada partido de futbol americano, y ayer entre aplausos, flores y globos metálicos en forma de corazón, el "Jefe Zefe" entró por última vez al campo de los Bucaneros de Satélite.

Pero esta vez, Zeferino Domínguez, de 19 años, no llegó a jugar, sino a despedirse del emparrillado que durante 14 años lo vio crecer, pues sus padres, amigos y conocidos le dieron el último adiós.

El número 10 de Bucaneros entró en un ataúd de madera en hombros de quienes fueron sus cómplices, amigos y compañeros desde los 5 años hasta la categoría intermedia, quienes se abrazaban y lloraban.

"¡Creo en Dios, porque es el mejor; creo en mí, porque soy el mejor; creo en mi familia, porque es la mejor; creo en mis compañeros, porque son los mejores!

"¡Creo en mis couches, porque son los mejores, siendo así, seremos campeones!", le cantaron antes de subir su féretro al lugar donde sería homenajeado.

En ese momento fue colocada una manta con fotografías de su vida como fondo, sus entrenadores, amigos y padres fueron narrando los recuerdos y las huellas que Zeferino dejó en su corazón y por los que lo recordarán por siempre.

Con la voz entrecortada fueron pasando uno por uno "El Grillo", Axel, "Octagón" y Ponchito, quienes colocaron sus jerseys en el féretro, el cual estaba con bandas de los colores de los Bucaneros.

"Me enseñó que nada es imposible, me enseñó a ser aguerrido a ser siempre el mejor, a no tener miedo en la cancha.

"Y afuera de este campo me enseñó que la amistad no sólo queda en 100 yardas, que esas 100 yardas se extienden a todos lados, que esté presente o no... nunca me va a dejar solo", dijo "El Grillo".

Sus padres, Zeferino y Fabiola, narraron la pasión que su hijo sentía por el futbol americano y pidieron justicia ante una tribuna repleta de amigos.

"Quiero darles las gracias por haber venido a festejar al campeón, porque para mí es un campeón", dijo entre lágrimas y vestida con el jersey del número 10, Fabiola, su madre.

"Sabía que él iba a ser un campeón, que iba a ser un tacleador porque desde que estaba en mi estómago me daba unas patadotas, así que, ¡arriba el campeón Zefe!".

Tras una misa, decenas de jugadores pasaron a despedirlo y lanzaron globos blancos y metálicos al cielo, posteriormente sus compañeros de equipo le dieron una vuelta alrededor del campo.

Después su cuerpo fue llevado al panteón Jardines del Recuerdo, en Tlalnepantla, donde será sepultado esta mañana.

Zeferino Domínguez fue secuestrado el pasado 27 de junio, tras acudir a una cita en un estacionamiento del Centro Comercial La Cúspide, y su cuerpo fue encontrado el 28 de junio en San Mateo, Naucalpan, por la Fiscalía mexiquense

Sin embargo, las autoridades lo sepultaron en una fosa común, ayer fue exhumado y entregado a su familia.