Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

Jueves, 22.Febrero.2018

Inicio > NFL > De casi renunciar a NFL a convertirse en MVP del SBLII, Foles

De casi renunciar a NFL a convertirse en MVP del SBLII, Foles

Receptor. El grandioso viaje de Nick Foles, quarterback de las Águilas de Filadelfia que en 2016 estuvo a punto de renunciar a jugar en la NFL porque las únicas ofertas eran para ser QB suplente. Pero el destino le abrió el camino que no desaprovechó y es el Jugador Más Valioso del Súper Bowl LII.

Martes, 6 de Febrero de 2018 a las 13:41 hrs.

Eagles Patriots Super Bowl Football

Por Diego Calderón

Un día antes del campamento de entrenamiento de la temporada 2016 de la NFL, Los Angeles Rams liberarían a su mariscal de campo titular de la temporada anterior Nick Foles. El egresado de la universidad de Arizona no puso buenos números con el equipo de Jeff Fisher, de hecho, los peores de su carrera profesional (69 de ranking de mariscal de campo y 7-10 en TD – INT), el equipo californiano lo pondría en la lista de agentes libres tras cubrir la posición con el novato y selección de primera ronda Jared Goff y Case Keenum. 

En ese año, Nick estuvo muy cerca de retirarse del deporte ya que si iba a algún equipo era para ser suplente, incluso la única oferta que había recibido era de los Cowboys de Dallas para ser tercer mariscal detrás de Tony Romo y Dak Prescott. 

Eso iba a cambiar en agosto, cerca de la pretemporada, en donde los Kansas City Chiefs firmarían a Foles para ser suplente de Alex Smith. Nick sólo jugaría 2 partidos de titular con el equipo de Andy Reid, en el que ganaría ambos partidos pasando para 410 yardas y 3 anotaciones. Este año resucitó las esperanzas de Foles para seguir en el deporte ya que tenía de entrenador a Andy Reid, con quien tuvo su mejor temporada con los Eagles, como novato.

Los Chiefs liberarían a Foles en marzo del anterior año, en el periodo de agencia libre, donde los Eagles lo firmarían como suplente del mariscal de segundo año Carson Wentz por dos años. En la temporada 2017 Nick no vería un segundo de acción hasta un snap en la semana nueve ante los Broncos. Carson Wentz estaba teniendo una temporada de MVP, con números grandiosos y guiando a los Eagles al título divisional. 

Sin embargo, en la semana 14 en Los Angeles ante los Rams, Carson se lesionaría con la torcedura de ligamentos cruzados, en una anotación por tierra. El mariscal de segundo año se perdería el resto de la temporada, pero al mismo tiempo ganaría la división con la victoria 43-35 en ese mismo encuentro.

Era el turno para Foles, de hacerse cargo de un equipo que se perfilaba para favorito al campeonato, pero con la lesión de su mariscal franquicia el equipo parecía desmoronarse. Sin embargo, Nick guiaría a los conducidos por Doug Pederson a ser el primer enviado de la Conferencia con victorias ante los Giants y ante los Raiders en las siguientes semanas.

Por la ronda Divisional todas las apuestas estaban en contra del equipo de Filadelfia, pero con un buen juego defensivo los Eagles derrotarían a los Falcons para avanzar a la final de conferencia, donde se encontraban con los Vikings que venían de una victoria milagrosa ante los Saints. 

En este juego Foles escribiría su leyenda, donde tendría un juegazo pasando para 352 yardas y 3 touchdowns, doblegando la gran defensa de Minnesota y avanzando al Super Bowl con la victoria 38 a 7.

En el gran juego Foles haría lo improbable, lograría ganar ante unos Patriots ampliamente favoritos y realizaría una actuación formidable con 3 pases de touchdown y una recepción de anotación, además de las 373 yardas aéreas, siendo así el quinto mariscal con más yardas en un Super Bowl y logrando el galardón de MVP.

Este viaje va para un guion de película, pero esto quizás sólo sea el comienzo para Nick, dependerá de la decisión del staff de Filadelfia que hacer con él, ¿intercambiarlo a un equipo necesitado?, ¿liberar a su mariscal franquicia Carson Wentz?, ¿quedarse con ambos? Lo sabremos con el pasar de los días, pero una cosa es segura, la carrera de Foles está mejor que nunca en el momento que menos lo esperaba.