Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

Jueves, 22.Febrero.2018

Inicio > NFL > Nuevos inmortales

Nuevos inmortales

Receptor. Las estrellas de los 2000s ya están llegando a Canton, Ohio. Tres de los defensivos más feroces de la NFL a principios de milenio, junto con las dos armas aéreas más prolíficas de la época, son 5 de los nuevos integrantes del Salón de la Fama del fútbol americano: los linebackers Ray Lewis, Brian Ulracher, el safety Brian Dawkins, los receptores Randy Moss y Terrell Owens.

Domingo, 4 de Febrero de 2018 a las 11:42 hrs.

Nuevos inmortales

Alejandro Madrid, crónica.com.mx

El linebacker Ray Lewis, los receptores abiertos Randy Moss  y Terrell Owens encabezan a los integrantes de la generación 2018 del Salón de la Fama de la NFL en Canton, Ohio, junto al defensivo Brian Ulracher y el profundo Brian Dawkins, se dio a conocer en el marco del Super Bowl LII.

Lewis, quien jugó toda su carrera para los Cuervos de Baltimore, fue seleccionado en 13 ocasiones al Pro Bowl y  nominado como Jugador Defensivo del Año, además de ganar el Jugador Más Valioso en un  Super Bowl, llega en su primer año de elegibilidad, mismo caso de Moss y Ulracher. 

Randy Moss jugó para Minnesota siete temporadas y parte de otra, también en Raiders de Oakland, Patriotas de Nueva Inglaterra, volvió a Vikingos y finalizó en Titanes de Tennessee, es el segundo lugar de todos los tiempos en recepciones de touchdown con 156, con ocho temporadas de 1200 yardas en su carrera.

Otro de los entronizados fue Brian Ulracher, apoyador de Chicago, jugó 13 temporadas con los Osos, se convirtió en un símbolo del equipo que fue seleccionado en ocho ocasiones al Pro Bowl y electo Jugador Defensivo del Año en el 2005.

Terrell Owens fue otro de los ungidos al Salón de la Fama, en su tercer año de elegibilidad el polémico receptor, que jugó 15 temporadas anotó 153 touchdowns, en 1078 atrapadas para una ganancia de 15 mil 934 yardas, jugó para 49ers de San Francisco, Águilas de Filadelfia, Vaqueros de Dallas, Bills de Búfalo y Bengaliés de Cincinnati.

Brian Dawkins logró en su segundo año ingresar al recinto inmortal como un agresivo defensivo profundo, único en lograr en un mismo juego una detención de mariscal de campo, una intercepción, recuperar un balón suelto y anotar touchdown en un mismo partidos ante los Texanos de Houston; culminó su carrera con 37 intercepciones.

El exejecutivo Bobby Beathard, uno de los buscadores de talento más reconocidos de la NFL, se encargó de conformar a los Delfines de Miami en la década de los 70, la dinastía de los Pieles Rojas de Washington en los 90 y llevó a los Cargadores de San Diego al Super Bowl en 1994.

Robert Brazile, legendario  apoyador de los Petroleros de Houston de 1975 a 1984, fue Novato defensivo del año, logró 13 intercepciones y 14 balones sueltos recuperados, jugador All pro en cinco años y miembro del equipo ideal de la NFL en los 70´s, jugó 147 partidos seguidos con Houston.

El guardia de los Empacadores de Green Bay, Jerry Kramer, fue clave como parte de la línea ofensiva que ganó los dos primeros Super Bowl, bajo la dirección de Vince Lombardi, fue All Pro cinco años y curiosamente también se desempeñó como pateador, anotó 90 puntos extra y 29 goles de campo.