Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

, 21.Octubre.2017

Inicio > NFL > Liga de nadie #NFL

Liga de nadie #NFL

Receptor. Regresó la paridad característica de la NFL. Finales electrizantes llenaron la jornada tres, y dejó de saldo sólo a dos equipos invictos; la competitividad de la mejor liga de fútbol americano del mundo es incomparable, porque el nivel es entre las 32 escuadras es más que parejo. 

Martes, 26 de Septiembre de 2017 a las 13:03 hrs.

Liga de nadie #NFL

Alberto García Ramos 

Ocho partidos de la jornada tres de la NFL fueron decididos por un margen de 8 puntos o menos. En cinco de ellos, la jugada definitoria vino en los últimos segundos. 

Ese es el nivel al que estamos acostumbrados con la NFL, y que, luego de dos semanas  sin ese factor de entretenimiento, nos recordó por qué cada domingo del otoño se juega el mejor espectáculo deportivo.

Los resultados de la Semana 3, completos:

San Francisco 49ers (0-3) 39-41 Los Angeles Rams (2-1)

La locura del domingo se anticipó desde el jueves por la noche, cuando dos de los equipos menos relevantes de 2016 dieron un espectáculo histórico: el partido con más puntos anotados en la historia del jueves por la noche, además de que el marcador 41-39 nunca había sido registrado en la historia de la NFL. Jared Goff parece ser el QB del ahora para Los Ángeles.

Jacksonville Jaguars (2-1) 44-7 Baltimore Ravens (1-2) 

Ni siquiera fue la sorpresa más grande de la jornada. Tres recepciones de touchdown del ala cerrada Mercedes Lewis conjuntado con una defensiva férrea que neutralizó al QB Joe Flacco (8 completos de 18 intentos, 28 yardas, 2 intercepciones), en la quinta aparición de los Jaguars en Londres.

Buffalo Bills (2-1) 26-16 Denver Broncos (2-1)

Dos touchdowns del QB Tyrod Taylor y dos intercepciones de la defensiva sobre el QB visitante Trevor Siemian, ambas en la segunda mitad, fueron definitorias para abrir el margen en favor de Buffalo.

Indianapolis Colts (1-2) 31-28 Cleveland Browns (0-3)

Dos touchdowns por la vía terrestre del QB Jacoby Brissett fueron esenciales para que los Colts consiguieran su primera victoria. Los Browns lo apretaron al final pero les faltó tiempo.

Minnesota Vikings (2-1) 34-17 Tampa Bay Buccaneers (1-1)

Una actuación fenomenal del QB sustituto, Case Keenum, que con 369 yardas y tres touchdowns, dos de ellos a Stephon Diggs, llevaron a los Vikings a una sorpresiva victoria sobre los Bucs; la defensiva también fue factor, con 3 intercepciones sobre el QB visitante Jameis Winston.

New York Jets (1-2) 20-0 Miami Dolphins (1-1)

Una defensiva dominante que limitó a los Dolphins a 225 yardas totales (sólo 30 de ellas por tierra) y forzó 2 intercepciones sobre Jay Cutler; uno de los peores equipos del 2017 capturó una victoria importante temprano en la temporada.

Carolina Panthers (2-1) 17-34 New Orleans Saints (1-2)

Cam Newton sufrió para establecer ritmo, y lanzó tres intercepciones que fueron costosas para las Panthers; Drew Brees respondió con tres pases de touchdown contra la mejor defensiva en puntos de la NFL luego de dos semanas.

Los siguientes cuatro juegos, del horario de las 12, tuvieron finales cardiacos, casi simultáneamente, para capitalizar un domingo lleno de espectáculo:

Chicago Bears (1-2) 23-17 Pittsburgh Steelers (2-1) en tiempo extra.

Posiblemente la sorpresa más grande de la jornada; uno de los favoritos al Super Bowl fue derrotado por uno de los peores equipos empezando el 2017. Un plan de juego feroz por la vía terrestre, tanto ofensiva como defensivamente, le funcionó a los Bears, limitando a 70 yardas a los Acereros y consiguiendo 220 en el ataque, comandados por Jordan Howard que consiguió 138 de ellas, además de dos touchdowns.

Cuatro cuartos no fueron suficientes, luego de que los Steelers vinieran de diez puntos atrás y empataran a 17, pero en la primera serie ofensiva, Tarik Cohen parecía que se escapaba 73 yardas para poner final al encuentro y darle la victoria a los Bears. Se decretó que Cohen pisó fuera en la yarda 37 de Pittsburgh. Dos carreras de Jordan Howard después, se terminó el encuentro, el punto final siendo una escapada de 19 yardas hasta las diagonales.

New England Patriots (2-1) 36-33 Houston Texans (1-2)

Ningún QB novato se ha metido a Foxboro a derrotar a los Patriotas de Bill Belichick, y Deshaun Watson no logró ser el primero, pero vaya que estuvo cerca. Con 3:31 en el cuarto cuarto, los Texans metieron su último gol de campo para subirse 33-28. Watson, con 301 yardas y dos touchdowns en el encuentro, tuvo que confiar en su defensiva para que se completara la hazaña, una defensiva que había capturado 5 veces a Tom Brady, uno de ellos provocando un fumble para regresarlo al touchdown. 

Sin embargo, Tom Brady es Tom Brady. En tercera y 18, desde su yarda 48 con 54 segundos en el reloj, el llamado por algunos mejor QB de la historia conectó con Danny Amendola hasta la 25 de Houston. En la siguiente jugada, un pase perfecto, una recepción perfecta de Brandin Cooks que con pies de bailarina aseguró la recepción dentro de las diagonales. Conversión de dos puntos buena, y los Patriots se subieron por tres con 25 segundos.

Watson tuvo una última oportunidad con un pase Ave María, que al ser interceptado, cerraba las puertas al novato, pero ahora no fue la defensiva de Belichick la que brilló, sino la magia de Tom Brady que se volvió a manifestar como lo hace semana a semana.

Philadelphia Eagles (2-1) 27-24 New York Giants (0-3)

Un cuarto cuarto furioso para las ofensivas de ambos equipos, pero en especial para los Giants. Entrando ese último periodo abajo 14-0, le tomó a la ofensiva de Eli Manning 10 minutos para saltar a la delantera. Dos recepciones de touchdown del estrella Odell Beckham Jr, además de una escapada sensacional del receptor Sterling Shepard que llevó 73 yardas el ovoide hasta las diagonales, adelantaron a los Giants 21-14 con 7 minutos en el reloj. 

La respuesta de la ofensiva de Carson Wentz fue casi inmediata. Ayudados por una interferencia defensiva de pase que movió el balón 33 yardas, Corey Clement capitalizó con una carrera de 15 yardas para volver a empatar el encuentro. 

Con tres minutos, los Giants tomaron una última delantera en el encuentro, un gol de campo de 41 yardas los subió 24-21. Parecía que las Eagles tendrían tiempo para sólo una serie ofensiva, pero tuvieron tiempo para otras dos.

Con 51 segundos, Jake Elliott volvió a empatar el encuentro con gol de campo de 46 yardas, dejándole a New York una última oportunidad. En respuesta, los Giants se dispararon en su propio pie, cometiendo dos castigos consecutivos y saliendo en tres jugadas, pero dejándole solo unos 19 segundos al reloj. 

Con la bola desde su yarda 38, Carson Wentz conectó con Alston Jeffrey hasta la 43 de New York, quien saliendo del campo dejó 1 segundo en el reloj. El intento fue de 61 yardas para Elliott, quien sólo la semana anterior había fallado uno de la mitad de dicha distancia.

Arriesgando un regreso de Odell Beckham quien se posicionó en las diagonales, Elliott intentó la patada, metiéndola entre los postes, rompiendo el récord en la historia de las Eagles, y dándole la victoria a Philadelphia, 27-24. 

 

Detroit Lions (2-1) 26-30 Atlanta Falcons (3-0)

Es una lástima que una decisión controversial de los árbitros sea decisiva para un encuentro de la NFL, pero en el Ford Field de Detroit así fue como las cosas sucedieron. 

Los Falcons se subieron a una temprana delantera de 17-3 en el segundo cuarto, pero ya en la segunda mitad, Matthew Stafford y los Lions empezaron a acercarse peligrosamente, llegando a empatar el encuentro a 23 con 1 minuto en el tercer periodo. 

Ya en el cuarto cuarto, y con Atlanta arriba 30-26, era turno de Stafford de intentar hacer lo que mejor hace: venir de atrás y conseguir la victoria. Con 12 segundos y ya en la yarda 1 de Atlanta, Stafford conectó con Golden Tate con lo que parecía ser el touchdown de la victoria.

La regla dice que todas las anotaciones deben ser revisadas y ésta no fue la excepción. Con la señalización en el campo de que fue touchdown, la jugada era muy cerrada, porque no era claro si la rodilla de Tate habría tocado el césped antes de que el balón rompiera el plano imaginario de touchdown; sin embargo, para voltear la decisión, debía haber evidencia en video irrefutable. Los defensivos de Atlanta estaban haciendo contacto con Tate, entonces sí podría marcarse down.

Los árbitros decidieron marcarlo así, y con 8 segundos en el reloj, sería 4ay gol desde centímetros afuera de las diagonales; sin embargo, explicó el árbitro, como el resultado de la jugada después de la revisión no hubiera detenido el reloj de juego, por regla se le deben restar 10 segundos, ya que sí se detuvo por una marcación que resultó no ser la correcta (el touchdown de Tate). Y así fue como los Lions fueron de estar arriba por 2, a ser inmediatamente derrotados. Un duelo de invictos que no defraudó, excepto por la secuencia para terminar el encuentro.

Tennessee Titans (2-1) 33-27 Seattle Seahawks (1-2)

¿La primera mitad? Una batalla de defensivas. ¿La segunda? Una explosión de puntos. Una línea ofensiva de Tennessee que dominó a los temido frontales de los Seahawks, guiaron a Marcus Mariota a lanzar para 225 yardas y dos touchdowns, además de que una escapada de DeMarco Murray de 75 yardas fue el clavo final en el ataúd. Un esfuerzo sobrehumano de Russell Wilson (373 yardas, 4 TDs) no fue suficiente.

Green Bay Packers (2-1) 27-24 Cincinnati Bengals (0-3) en tiempo extra

Aaron Rodgers en toda su carrera, antes del domingo, tenía victorias contra todos excepto dos equipos: Green Bay (donde ha jugado toda su carrera) y Cincinnati. La historia estuvo a punto de repetirse, pero los Packers vinieron de atrás, y en tiempo extra, Mason Crosby capitalizó la victoria con un gol de campo de 27 yardas, luego de un pase de 72 de Rodgers a Geronimo Allison.

Los Angeles Chargers (0-3) 10-24 Kansas City Chiefs (3-0)

Los Chiefs se están convirtiendo en el espectáculo de Kareem Hunt, que se convirtió en el primer jugador en tener un touchdown de más de 50 yardas en cada uno de sus primeros tres juegos. Tres intercepciones de los Chiefs sobre Phillip Rivers aseguraron dominación.

Washington Redskins (2-1) 27-10 Oakland Raiders (2-1)

Dominación pura en la capital de los Estados Unidos. Los Raiders solo rompieron la barrera de las 100 yardas totales cuando ya quedaban segundos en el reloj, mientras que Kirk Cousins y su ofensiva totalizaron 472. Dos intercepciones de Derek Carr, una en la segunda jugada del encuentro, dieron rumbo a la victoria de Washington.

Arizona Cardinals (1-2) 17-28 Dallas Cowboys (2-1)

Un arranque excelente de los Cardinals parecía que hundiría de nuevo a los Vaqueros, pero esta vez sí respondió la juventud efervescente de los tejanos. Tres touchdowns totales para Dak Prescott y el despertar de Zeke Elliott con 90 yardas totales levantaron el espíritu en el campo de los Dallas Cowboys.

Luego de tres jornadas, sólo los Kansas City Chiefs y los Atlanta Falcons no conocen la derrota. Puede ser la chispa competitiva que necesitaba la NFL para perfilarse a otra temporada llena de éxitos.