Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

, 24.Mayo.2017

Inicio > NFL > El estandarte, Draft 2011

El estandarte, Draft 2011

Receptor.  Es indudable que cada año, la primera ronda del Draft producirá grandes talentos que se reflejarán en la NFL. Pero recientemente, no ha existido mejor generación que la primera ronda del 2011. Conjuntamente, 26 selecciones All-Pro, 46 Pro Bowls, un MVP de la liga, un 3 veces jugador defensivo del año, y un MVP de Super Bowl, además de 1,038 millones de dólares en renovaciones de contratos.

Jueves, 27 de Abril de 2017 a las 17:43 hrs.

Vikings Texans Football

Alberto García Ramos

Para las franquicias bien manejadas, el Draft representa la base de su talento. Podrá haber refuerzos en agencia libre, pero no hay mejor manera de conjuntar un equipo que con jóvenes salidos del colegial, hambrientos de un cheque multimillonario, y una oportunidad de consolidarse en la máxima liga de fútbol americano del mundo.

La primera ronda del sorteo representa una cacería por los prospectos de élite. Esta generación 2017, si bien flaquea en los QBs, el resto de las posiciones están infestadas de talento con potencial para carreras exitosas y longevas. Algo así como la generación del 2011.

El cambio de década representó el cambio en la batuta de las súper estrellas de  la NFL. La primera ronda del 2011, que incluye nombres como JJ Watt, Julio Jones, Cam Newton y Patrick Peterson, es una de las muestras más recientes que la ola de talento salido del College Football es de impacto inmediato. 

No todos los jugadores logran que su contrato de novato sea renovado, pero en esta generación, son múltiples los que lograron un contrato de más de 100 millones de dólares. El 2011 es el estandarte.

La primera selección de ese año, salido de Auburn, el QB, Cam Newton. Campeón nacional en la universidad, ya guió a las Panthers a su segunda aparición en Super Bowl. MVP de la liga en 2015, selección All Pro el mismo año, y tres veces Pro Bowler. Renovó su contrato por 103 millones de dólares.

La segunda selección, de Texas A&M: Von Miller, de los Broncos. MVP del Super Bowl 50, 5 veces selección All Pro y 5 veces Pro Bowler. Miller fue el pilar de una férrea defensiva que capturó el Super Bowl. En 3 juegos de playoffs, tuvo 5 capturas. El tercer jugador más rápido en la historia en llegar a 50 capturas. Renovó su contrato por 114 millones de dólares. 

La tercera selección, de Alabama: Marcell Dareus, tackle Defensivo a Buffalo. Dos veces Pro Bowler, una vez all Pro (2014), consolida la línea defensiva de los Bills, uno de sus puntos más estables. Renovó su contrato por 96 millones de dólares. 

La cuarta selección, de Georgia: AJ Green, a Cincinnati. Seis veces Pro Bowler, 2 veces All Pro; 2016 ha sido el único año en el que no rebasa las 1000 yardas por recepción. Renovó su contrato por 60 millones. 

La quinta selección, de LSU: Patrick Peterson, a Arizona. Seis veces Pro Bowler, 3 veces All Pro; tiene 20 intercepciones y es considerado uno de los mejores de su posición como esquinero. Renovó su contrato por 70 millones de dólares. 

La sexta selección, de Alabama: el receptor Julio Jones, ahora de Atlanta. Luego del retiro de Calvin Johnson, es el mejor receptor de la NFL. En 2015, tuvo la segunda mayor cantidad de recepciones (139) y yardas (1,871) en una temporada en la historia de la NFL. Cuatro veces Pro bowler, 2 veces All Pro, lideró a Atlanta al Super Bowl LI. Renovó su contrato por 71 millones de dólares.

La séptima selección, que vio cortada su carrera por encuentros con la ley: Aldon Smith, ala defensiva de San Francisco. Pro Bowler y All Pro en 2012, fue pilar en la búsqueda del Super Bowl XLVIII de los 49ers. En 59 juegos sumó 47.5 capturas, pero actualmente está suspendido por la NFL.

La novena selección, de USC; Tyron Smith, tackle ofensivo de los Dallas Cowboys. Cuatro veces Pro Bowler, cuatro veces All Pro, ha sido titular en los 92 juegos de su carrera. Renovó su contrato por 109 millones de dólares. Fue la primera pieza en la creación del monstruo de linea ofensiva que tienen los Dallas Cowboys.

El mejor, 6 años después: JJ Watt. Seleccionado en la posición #11 por los Texans, Watt ha liderado la NFL en sacks en 2 ocasiones, además de haber ganado el premio al Mejor Defensivo de la liga no una, ni dos, tres veces. Se convirtió en el primer jugador en la historia en tener más de 20 sacks en dos o más temporadas. Cuatro veces Pro Bowler, cuatro veces All Pro, tiene 76 sacks en 83 juegos, perdiendo casi por completo la temporada 2016. Renovó su contrato por 100 millones de dólares.

La décimo cuarta selección, de North Carolina: Robert Quinn, ahora ala defensiva de los Rams. Dos veces Pro Bowler, una vez All Pro, Jugador defensivo del año según PFWA en 2013, tiene 54 sacks. Renovó su contrato por 57 millones de dólares.

La décimo quinta selección, de Florida: Mike Pouncey, ahora centro de los Dolphins. Tres veces Pro Bowler, All-Rookie en 2011, renovó su contrato por 44 millones de dólares. 

La décimo sexta selección, de Purdue: Ryan Kerrigan, ahora linebacker de Washington. Tiene 58.5 sacks, dos veces Pro Bowler y All-Rookie según PFWA. Renovó su contrato por 57 millones de dólares.

La vigésimo cuarta selección, de Cal: Cameron Jordan, ahora con los Saints. Tiene 46 sacks, y ha sido 2 veces Pro Bowler. Renovó su contrato por 55 millones de dólares.

La vigésimo octava selección, de Alabama: Mark Ingram. Pro Bowler en una ocasión, ha estado por arriba de las 4 yardas por acarreo en 4 años consecutivos, la última sobrepasando las mil yardas y 5.1 yardas por acarreo. Renovó su contrato por 16 millones de dólares.

Muhammad Wilkerson, la última selección destacada de la primera ronda del 2011. Ala defensiva de los Jets, ha sido Pro Bowler una vez y All Pro dos veces. Tiene 41 sacks y 24 pases desviados. Extendió su contrato por 86 millones de dólares.

Entre 15 jugadores, se han ganado más de mil millones de dólares (1,038 MDD) en contratos renovados. Pero no es sólo el dinero, jugadores como Watt, Miller, Smith y Jones empiezan a tener un pedigree serio para algún día llegar a Canton, Ohio, como Salón de la Fama. Newton, Peterson, Green y Dareus están marcando época como unos de los mejores en vestir los uniformes de sus equipos, y aún pueden dar el salto para tener presencia en la historia de la liga. 

Si alguien no cree que el Draft es la manera de consolidar un equipo, y que en la primera ronda no puedes encontrar al jugador que cambie el rumbo de la franquicia, que le pregunten a los Broncos, que ya ganaron un Super Bowl en los hombros de Miller, o a las Panthers, que en el espectáculo de Newton regresaron al Super Domingo, o a los Texans, que con JJ Watt en la alineación, su defensiva es una de las mejores de la liga, siempre. 

Con la expectativa que se ha creado por la generación 2017, veremos si la primera ronda del Draft puede superar lo hecho por la 2011, ahora con seis años de retrospectiva.