Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

Lunes, 11.Diciembre.2017

Inicio > NCAA > Tómenlos en serio

Tómenlos en serio

Receptor. Baker Mayfield hizo de Columbus su propio show. Los Sooners se metieron a casa de los Buckeyes y los dejaron preguntándose qué pasó, con un contundente 31-16 a favor de Oklahoma. En 2016, fueron campeones del Big 12 y los dejaron fuera de playoffs. Con esta victoria, los Sooners anuncian que son en serio. 

Domingo, 10 de Septiembre de 2017 a las 01:14 hrs.

Tómenlos en serio

Alberto García Ramos

Sí, fue revancha. Para los Oklahoma Sooners, el recuerdo de ser derrotados 45-26 en su casa en Norman, Oklahoma, por los Ohio State Buckeyes, les quedó presente. Por eso hoy, que les tocó meterse a Columbus, Ohio, le pegaron al #2 de la nación, y el resto del College Football ahora sí puede preocuparse por los Sooners, #5.

Baker Mayfield, en su tercer año como Quarterback titular, está en nivel de juego impresionante. Dos veces finalista al Heisman, llevó a Oklahoma a las semifinales en 2015, pero fueron humillados por Clemson. En 2016, aunque capturaron el campeonato del Big 12, los dejaron fuera, y muy posiblemente, por su actuación contra Ohio State. Es por eso que el sábado en la noche, Mayfield no quiso dejar duda alguna. 

Los primeros dos cuartos movieron bien el balón, pero faltó capitalizar en las diagonales. Un gol de campo fallido y uno bueno en la recta final de la primera mitad ponía el marcador 3-3. 

La explosión ofensiva vino de parte de ambos equipos en el tercer periodo, y en un juego en el que uno anotaba, el otro estaba obligado a también hacerlo. Entrando al cuarto cuarto 17-13 a favor de Oklahoma, Ohio State ya no aguanto el paso.

El show de Baker Mayfield entró en sesión. Sus números finales leen 27 pases completos de 35 intentos para 386 yardas y tres touchdowns, liderando series de anotación en 3 de las últimas 4 series para Oklahoma.

Del otro lado, JT Barrett no pudo mantenerse a la altura de ese nivel de juego. El mariscal de campo de los Buckeyes apenas lanzó para 183 yardas promediando 5.3 por intento, pero más importante, lanzó la intercepción que hundió a los Buckeyes. 

Con once minutos en el cuarto cuarto, abajo 24-13, el déficit y el tiempo aún eran bastante manejables, el juego aún estaba al alcance. Pero en la primera jugada de la serie, Parnell Motley le robó el envío a Barrett; cuatro jugadas después, Jordan Smallwood se metía a las diagonales para poner un palíndromo en el marcador que favorecía a los Sooners, 31-13.

Fue demasiada la diferencia para los Buckeyes, que solo le agreraron 3 puntos para hacerlo menos decoroso. Un juego que no sólo significó revancha para Oklahoma. Significa que luego que en 2016 les negaran el acceso a las semifinales, este 2017, desde la semana 2, se muestran como serios contendientes.

Mayfield y los Sooners celebraron después del juego, plantando la bandera de Oklahoma en la 'O' de la yarda 50 del estadio de Ohio State. Por una noche, fue territorio de Oklahoma.