Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

Martes, 26.Septiembre.2017

Inicio > NCAA > Choque de grandes, espectáculo asegurado

Choque de grandes, espectáculo asegurado

Receptor.  El primero de los llamados "New Year's Six", los seis tazones grandes, dos de ellos siendo las semifinales, pero los otros cuatro, exhibiciones entre equipos de alto nivel. Tan alto, que nos hacen pensar en la posibilidad del Playoff de 8 equipos. Florida State espectacularmente derrotó a Michigan en el Tazón de la Naranja, sin que el drama estuviera ausente, ganando 33-32.

Viernes, 30 de Diciembre de 2016 a las 23:37 hrs.

Choque de grandes, espectáculo asegurado

Alberto García Ramos

Los Florida State Seminoles, el #11 de la nación, agarraron mal parados al equipo de Jim Harbaugh, los Wolverines que entraron en la posición #6. Una gran muestra el poderío terrestre de Dalvin Cook lideró a los Seminoles y tomó totalmente desprevenidos a los Wolverines de Michigan, que en una decisión de último instante, perdieron a su mejor defensivo, el Safety y Linebacker Jabrill Peppers.

Cook fue el caballo de batalla, pero un pase del QB Deondre Fracois a Nyqwan Murray recorrió 92 yardas, la jugada más larga en la historia del Orange Bowl, para subirse en el segundo cuarto 17-3. 

La defensiva de Florida State, que prácticamente jugó frente a su público, detuvo a los Wolverines dos veces dentro de la zona roja, limitándolos a seis puntos. Demarcus Walker, el segundo mejor caza cabezas de la nación, lideró a esta unidad, para así irse al medio tiempo 20-6.

Sin embargo, los Wolverines apretaron tanto ofensiva como defensivamente para el tercer cuarto. Florida State tuvo sólo 9 jugadas, sin ningún primero y diez. El ataque una vez más volvió a estancarse en la zona roja, y sólo consiguieron tres puntos luego del heroico esfuerzo de su defensiva.

Bien dice el dicho "la defensiva también anota", y así fue como respondió la defensiva de Jim Harbaugh. Una intercepción que se regresó hasta el touchdown, pero con una conversión de dos puntos fallida, el partido se quedó con 5 de diferencia.

Entrando 20-15 al cuarto cuarto, lo mejor estaba por venir. 

Con 3era oportunidad y 22 por avanzar desde su propia yarda 15, Dalvin Cook explotó como un cohete. Recorrió 71 yardas y puso el balón hasta la 14 de los Wolverines. Francois capitalizó la serie, y el 27-15 parecía ser mucho que alcanzar para Michigan. 

Pero cuando pones a dos de los mejores 15 equipos de la nación en el campo, el espectáculo está casi asegurado. Con cinco minutos, la ofensiva de Michigan logró cruzar las diagonales por primera vez y la diferencia volvió a ser de cinco, 27-22.

Florida State podía congelar el encuentro, pero en lugar vino un 3 y fuera que consumió un minuto de reloj. 

Con 4 minutos, Michigan tuvo su mejor serie del encuentro. Cinco jugadas le tomó a la ofensiva comandada por Wilton Speight para tomar su primera ventaja del encuentro. Chris Evans corrió 30 yardas para meterse al Touchdown y subir a su equipo 30-27, con 1:57 para finalizar.

En un juego con momentos puramente defensivos y en los que el ataque era lo más destacable, los equipos especiales también hicieron sentir su presencia. En el kickoff consecuente, Florida State regresó la bola hasta la yarda 34 de Michigan. 

Cuestión de 4 jugadas para que Deondre Francois conectara con Nyqwan Murray una vez más en el touchdown, y en sólo 1:21, devolverle la delantera a los Seminoles. El punto extra los subiría 34-30.

Pero los equipos especiales se hicieron sentir una vez más. Michigan tapó la patada, y Josh Metelius regresó el balón 100 yardas. Lo que podía ser un touchdown necesario, ahora sólo era la mínima diferencia, ya que el regreso del punto extra cuenta dos puntos.

Sin embargo, en el momento que más importa, la defensiva de Florida State cerró el encuentro. Cuatro jugadas, cuatro pases incompletos, y Michigan se quedó con las ganas de lograr la hazaña. Los Seminoles salieron victoriosos, 33-32

Dalvin Cook terminó con 207 yardas totales y posiblemente haya sido el último partido del laureado corredor de FSU. El acarreador más productivo en la historia de la universidad tuvo una noche brillante en el Orange Bowl.

Y el espectáculo dado entre Michigan y los Seminoles es sólo el preámbulo de lo que resta de los New Year's Six, entre ellos las dos semifinales, a jugarse el 31 de diciembre. El College Football nunca carece de nivel.