Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

Jueves, 27.Abril.2017

Inicio > > Cómo prevenir calambres

Cómo prevenir calambres

Receptor. Un calambre (espasmo muscular) es muy frecuente en el fútbol americano. Esta información es de mucha utilidad para evitarlos. Porque de no hacerlo, puede un jugador pasar a la siguiente fase, que es el desgarramiento de los músculos, lesión además de dolorosa, de mucho más tiempo para sanar.

Viernes, 5 de Julio de 2013 a las 21:32 hrs.

Cómo prevenir calambres

· Un calambre se produce por realizar un esfuerzo excesivo, bien sea al hacer el ejercicio físico durante más tiempo o con mayor intensidad

Fuente, Méndez group

La causa exacta por la cual se producen los calambres (espasmos musculares) es aún desconocida, si bien es cierto que existen algunas situaciones que pueden conducir a ellos. Los calambres causan un dolor intenso que obliga a detener la actividad que se está realizando y muchas personas los padecen, señaló Tomás Morales, especialista de Sport Fitness

Entre las principales causas de los calambres se encuentran el realizar un gran esfuerzo (uso excesivo de un músculo en concreto), la deshidratación, no estar en forma, la falta de electrolitos (por ejemplo, sodio) en su dieta o pérdida de éstos al sudar, insuficiente riego sanguíneo en los músculos, altas temperaturas en el momento en que se realiza el ejercicio físico y técnica de ejercicio deficiente.

De todas éstas, se cree que la causa principal es el realizar un esfuerzo excesivo, bien sea al hacer el ejercicio físico durante más tiempo o con mayor intensidad. Esto explica por qué es habitual el hecho de tener un calambre al final de una prolongada o extenuante actividad, como una maratón, o después de un ejercicio de alta intensidad como las carreras de velocidad.

Como con cualquier lesión, siempre es mejor prevenir que curar. Es posible que los siguientes consejos le sean útiles para prevenir lesiones, incluidos los calambres. De acuerdo con Tomás Morales, conviene que las personas que regularmente se ejercitan consideren lo siguiente:

Entrenamiento: Trate de graduar la intensidad y duración del ejercicio físico. De esta forma, su cuerpo tendrá tiempo para adaptarse al incremento de actividad.

Hidratación: Compruebe que se encuentra hidratado, ya que la deshidratación es una de las causas por la que se producen calambres. El color de la orina es un indicador útil para conocer el grado de hidratación de una persona. Generalmente, la orina de color oscuro da a entender que la persona se encuentra deshidratada; lo ideal es que la orina sea de un color amarillo pálido.

Reemplazar electrolitos: Tras el ejercicio, el reemplazar los electrolitos perdidos ayudará a prevenir los calambres. La clave es tener una dieta sana y equilibrada. Realizar ejercicio en climas húmedos o cálidos hará que pierda más sales y electrolitos con el sudor. En este caso, necesitará reemplazarlos añadiendo sal a las comidas o bebiendo ciertas bebidas isotónico -energéticas. 

Sin embargo, no lo haga si tiene alta la presión sanguínea o problemas de corazón o riñón, ya que el exceso de sal puede agravar estos problemas. Para más información, consulte con su médico de cabecera.

Equipamiento: Es recomendable llevar ropa y calzado adecuados para realizar ejercicio. Si utiliza cualquier equipamiento específico para realizar deporte, asegúrese de que es adecuado para usted y sabe utilizarlo de forma segura.

Estiramiento: Algo comúnmente extendido es creer que estirar los músculos reduce la posibilidad de sufrir ciertas lesiones, incluidos los calambres. Sin embargo, no está plenamente comprobado que esto sea cierto. Si sufre con frecuencia calambres, es conveniente que consulte con su médico de cabecera o su fisioterapeuta para que le asesoren lo mejor posible.