Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

Jueves, 22.Junio.2017

Inicio > Liga Mayor > No me hundo jamás, porque estoy vivo: Alejandro Goyos

No me hundo jamás, porque estoy vivo: Alejandro Goyos

Receptor. Una mala noticia nos permite conocer más de un honorable ex jugador de fútbol americano que no se rinde nunca, incluso ante el riesgo de una terrible enfermedad. Alejandro Goyos Ledesma, el Guerrillero como cariñosamente lo apodan, es un ejemplo de que el fútbol americano enseña valores para la vida misma. Esta es parte de su historia.

Domingo, 14 de Mayo de 2017 a las 09:23 hrs.

No me hundo jamás, porque estoy vivo

Por Alberto García Castillo

"Pero por supuesto que me voy a recuperar de esta %&$## operación y me van a ver otra vez caminar y tranquilo. Sino me ha pasado nada, sigo siendo fuerte sigo siendo hábil, puedo pensar, recordar, ver. Tengo algunos pequeños defectos pero se tienen que superar, es solamente un poquito de trabajo, nada es gratis en la vida. Los quiero mucho a todos".

Mensaje de audio vía WhatsApp de Alejandro Goyos Ledesma a su familia.

Hay apodos en el fútbol americano que son muy acertados. El que le asignaron a Alejandro Goyos Ledesma, El Guerrillero, fue exacto para describirlo. 

A los 48 años, el ex jugador y coach de los Vietnamitas de la Prepa 9 y amante apasionado del deporte de las tackleadas enfrenta no una batalla, sino una guerra muy compleja contra el destino. La primera semana de mayo comenzaron a incrementarse algunos sintomas que venía acarreando desde hace unos meses. Mareos, dolores de cabeza, cierta dificultad para caminar (por lo que comenzó a usar un bastón) y sobre todo pérdida de visión en el ojo izquierdo.

Pero el viernes 5 de mayo le devino una crisis. Cayó desmayado y perdió el conocimiento. Lo trasladaron al Hospital de la Universidad de McGill en la ciudad de Montreal, Canadá, donde radica desde hace más de cinco lustros. Tenía que se intervenido quirúrgicamente de urgencia.

Nunca me hundo, Alejandro Goyos

El diagnóstico fue atroz: Tenía un tumor en el cerebro.

El sábado 6 de mayo entró al quirófano. Dos días después de la operación escribió un mensaje vía Facebook al también egresado de la Prepa 9, el ex quarteback Javier Mundo:

Javier, me acabo de enterar que tengo un tumor cerebral, el cual me extrajeron el sábado (6 de mayo) luego de una operación de doce horas. Pero mi amigo estoy vivo, porque soy un luchador y estoy entrenado para ganar. Amo mucho a mi banda de Vietnamitas (Mi banda de hermanos). Me acuesto y sangro mucho, pero no doy un paso atrás porque seguiré peleando. No abandonaré la nave, no ahora querido amigo. Los quiero a todos.

El mensaje fue de gran impacto para Javier Mundo, sobre todo porque le escribió: Tú apoyo es más que suficiente y el recuerdo de nuestra amistad me aliviana mucho dolor.

Le pidió que lo difundiera entre los ex compañeros de Vietnamitas de la Prepa 9, su entrañable equipo que trae tatuado en el alma.

Alejandro Goyos tiene el espíritu de un jugador completo de fútbol americano. Desde los 6 años jugó sus categorías Infantiles en el Club Cobras y en la Prepa 9. Participó en Juvenil e Intermedia en Vietnamitas, portando el orgulloso jersey azul marino. Y juegó en ese campo maravilloso para algunos, llenó de tierra bendita que estaba dentro de las instalaciones de la Prepa 9, en la colonia Lindavista, al norte de la Ciudad de México.

Alejandro jugó Liga Mayor en Pieles Rojas de Manuel Rodero y fue Campeón en 1989. Ese año fue integrante de la selección Politécnico y selección Nacional.

Pertenece a una familia integrada por completo al deporte de las tackeladas. Su padre el Señor Jorge Goyos fue un gran promotor del deporte, fallecido en julio de 2008. Sus hermanos Lucy, Jorge Toto, Martha, Ana y Miguel siempre tuvieron que ver con el fútbol americano, por supuesto que su mamá, la señora Julieta, también es recordada por esa faceta de sus vidas.

Alejandro Goyos tiene dos hijos a quienes inculca valores para ser buenas personas. Su hija actualmente se desempeña profesionalmente y su hijo por méritos académicos logró ingresar a la prestigiada Universidad de Stanford en California, Estados Unidos.

Alejandro Goyos se encuentra internado en el Hospital de la Universidad McGill en Montreal. Desde allí compartió el siguiente mensaje:

No me hundo nunca, Alejandro Goyos
(Esta es) mi vista desde el Hospital. El emparrillado de los McGill Redmen. Si hasta Dios sabe de que estoy hecho, que mi ventana de hospital da al terreno de juego del deporte de mis amores. Curioso, mi terapia de recuperación me la está dando el coach de preparación física de este equipo de fútbol colegial de Canadá. Hasta en eso qué suerte (tengo).
Sólo Dios podía saber que algo así me curará.  Estoy en el hospital DW  de McGill University. 
 
Esta semana, Alejandro ha tenido la oportunidad de escribir a través de Facebook.
 
Escribió a su ex compañero de la Prepa 9, Ramiro Sagrero: Sabes Ramiro, a veces creo estar loco al decir que el Señor ya dijo la hora de mi muerte y se me fue el miedo. Voy por una segunda intervención, perdí mucha sangre (en la anterior operación), puedo perder más a nivel crítico, es preocupante pero eso no quiere decir que me voy a rendir.
 
Los médicos lo operarán por segunda ocasión, para descartar que haya fragmentos del tumor. Pero Alejandro está preparado.
 
A Luis Alberto Obregón también de los Vietnamitas le comentó: Viviré y nos veremos por allá, sólo un poco debilitado, perdí sangre y 17 gramos de masa encefalica, hay que ganar el juego, dificil sí, más no imposible.
 
Alejandro es de esos jugadores que aprendieron a cabalidad los valores que enseña este deporte. Prepararse para ganar, ser íntegro, intenso, mantener siempre la fuerza de voluntad, inquebrantable, tenaz, perseverante, y sobre todo nunca rendirse, así sea muy complicada la situación, siempre dar el todo por el todo. 
 
Para Alejandro Goyos los retos son un honor. Porque te pone a prueba que tan fuerte eres, físicamente pero sobre todo, emocional y espiritualmente.
 
"Estoy en cuarta oportunidad y me la juego, que más puedo perder".
 
Es un jugador de fútbol americano que traslada la esencia del deporte a la vida misma.
 
Y ahora con este reto, esta más que demostrado que el Guerrillero Alejandro Goyos es un ejemplo de que a la vida se le enfrenta, a máxima.
 
Todas las plegarias y buenas vibras para este jugador de fútbol americano y de la vida, que ya ganó, por ser un hombre ejemplar, que pelea siempre con extraordinario valor.
 
Guerrillero, ya trascendiste y te queremos ver mucho tiempo más.