Logotipo receptor.com.mx Futból AmericanoPodcast - Receptor Radio - Escúchalo aquí

, 23.Agosto.2017

Inicio > Liga Juvenil AA > Gran Final, Juvenil Edomex

Gran Final, Juvenil Edomex

Receptor. Un nuevo campeón se coronará en la Juvenil AA de Fademac, cuando los invictos Bucaneros de Satélite se midan ante los Aztecas de la Universidad de las Américas Puebla. Los Aztecas llegan con una derrota en el certamen, ante los mismos Bucaneros, quienes llegan invictos, con sus 8 victorias, en cara a la gran final.

Gran Final, Juvenil Edomex

Prensa Fademac

BUCANEROS DE SATÉLITE Y ESCUELAS AZTECAS FBA, POR EL TÍTULO DEL GRUPO FVRR DE LA JUVENIL ’AA’

Está llegando a su fin la temporada, con la última jornada del torneo, la más importante, el juego por el campeonato, donde los equipos finalistas buscarán la supremacía; todos ellos llegan por méritos propios. La oportunidad de ser campeones, es un derecho que se ganaron los jugadores en el campo y eso es lo único e importante. Se inicia un nuevo certámen a un juego y se queda atrás el resultado de temporada y las estadísticas. Todo se resume ahora, a una mejor ejecución de un sistema, los ajustes durante el juego y sobre todo a la actitud con que lleguen los jugadores. Un exceso de confianza o menospreciar al rival, puede salir muy caro, simplemente, no ser campeón. 

Bucaneros de Satélite (8-0) vs. Aztecas UDLAP (7-1).

Sábado 28 de noviembre a las 20:00 horas, Estadio ‘Ing. Juan Francisco García Piñón’, Naucalpan, Estado de México.

En el grupo ‘Francisco ‘Vikingo’ Reyes Ruíz (FVRR), las Escuelas Aztecas FBA (antes Aztecas UDLAP) arriban a su segunda final y en forma consecutiva, tratando de obtener su primer trofeo de campeón. Por su parte, los Bucaneros de Satélite juegan su novena final, luego de no hacerlo desde la temporada 2012, buscando alcanzar su quinto título. Será un juego de campeonato inédito, ya que, en este aspecto estos equipos nunca se han enfrentado en esta instancia. 

Ambos, se enfrentaron en la segunda fecha del torneo regular con victoria para el barco bucanero en Cholula por 16-7, que al final, fue la única derrota de la escuela poblana que tuvo en la fase regular. Históricamente, sus equipos antecesores como fueron los Aztequitas de Puebla y Aztecas UDLAP, nunca pudieron ganar en casa de Bucaneros, donde acumularon cinco derrotas; en una serie histórica dominada por Bucaneros con 8 triunfos por tan solo una derrota y esta se produjo en Cholula, en la temporada 2013, cuando cayeron 34-13. ¿Serán ellos, los primeros en hacerlo? ¿O seguirá esa jettatura? 

Los de Cholula, terminaron como sub líderes y en su semifinal dieron muestras del por qué, fueron un equipo protagonista en la fase clasificatoria, al vencer a los Dragones Rojos por 37-27; en un juego muy equilibrado en la primera mitad, pero el mejor ataque aéreo del grupo, apoyados por una soberbia actuación del QB Alfredo Linares Bretón (6) que lanzó para 4 pases de anotación y además de ser su mejor corredor con valiosos acarreos (10 para 103 yardas), en una ofensiva que generó 444 yardas (225 por tierra y 219 por aire), más un cumplidor trabajo de su defensiva, que solo permitió 260 yardas (100 por tierra y 160 por aire) al contener a sus visitantes en downs claves, sepultaron las aspiraciones de los escupe fuegos, que mostraron mucha actitud, pero su dolor de cabeza, fue el no poder ajustar a tiempo el trabajo de su perímetro, ni contener las corridas personales del quarterback azteca.

En la otra semifinal, los Bucaneros de Satélite enfrentaron a los Gamos México, por segunda semana consecutiva y que en esta temporada había tenido su antecedente inmediato en la séptima y última jornada donde los de Satélite habían vencido por 28-6 y nuevamente mostraron la supremacía, en un encuentro sin problemas para el barco y alzarse con una merecida victoria por 30-3 y de esta forma llegan a su novena final (1994, 1995, 1996, 2004, 2008, 2010, 2011, 2012, 2015) e irán por su quinto campeonato en esta categoría.

En un explosivo primer medio, los del barco bucanero apagaron las velas de la esperanza de los cérvidos sureños de ir en busca de su tricampeonato consecutivo; para acceder los auriazules a la gran final en su campo sintético, bastión hasta el momento inexpugnable de quienes lo visitan. Solamente en sus tres juegos que tuvieron como local en temporada regular, aceptaron 6.3 puntos por juego y anotaron 36.6 puntos a sus contrarios 

Gran labor del staff de coacheo del barco, por neutralizar al fuerte ataque gamo, al limitarlo solamente a una producción de 95 yardas (32 por tierra y 63 por aire) y 3 puntos; a su vez, su poderosa ofensiva, hizo lo propio para dinamitar a la defensiva rival, generando 245 yardas (154 por tierra y 91 por aire) y anotar 30 puntos. Resaltando la notable actuación del QB Luis Gerardo Retana Padilla (16) quien lanzó para un pase de touchdown de 38 yardas y contribuyó con dos acarreos personales de 9 y 42 yardas, de anotación, más 4 puntos extras, indudablemente apoyados por el eficiente trabajo de su unidad ofensiva, su talentoso backfield y cumplidor cuerpo de receptores. 

Pero esos antecedentes quedan para la estadística histórica; ya que por lo general las finales son encuentros muy disputados y de alto voltaje sobre el terreno de juego. No hay dos juegos iguales y la historia de este deporte es muy rica en ejemplos.

Los Bucaneros, partirán como ligeros favoritos por su marca ganadora y el jugar en casa; sin embargo en el terreno de juego deberán olvidar las estadísticas y la historia. Al frente, tendrán a un rival muy motivado y sumamente peligroso, que debe sobreponerse a la adversidad de jugar por primera vez en la temporada en superficie sintética y en horario nocturno. Indudablemente, es un equipo con talento, que conoce bien a su rival y que a pesar de jugar de visitante (106 puntos a favor y 14 puntos en contra, en 3 juegos) no debe ser factor determinante. Seguramente, un grupo importante de seguidores, los acompañarán y alentaran, como lo han hecho en la temporada.

Las condiciones ahora son diferentes, jugando en casa y ante su entusiasta tribuna, los del barco deben de aprovecharlo y sobre todo justificar los números alcanzados en la temporada. Claro, no será un duelo sencillo, pero los dos equipos han dado muestras de su buena conjunción y sobre todo llegan con mucho ánimo y actitud.

En la fase regular, los de Satélite terminaron como él No. 1 del grupo, con récord de 4 JG-0 JP, en juegos como local. A la ofensiva, fue el equipo más productivo en puntuación (182) y a la defensiva, el con menos puntos recibidos (34). En cuanto a los de Cholula, terminan como él No. 2 del grupo, con récord de 3 JG-0 JP, en juegos de visita. A la ofensiva, fue el segundo equipo más productivo en puntuación (174) y a la defensiva, ocupó el segundo lugar con menos puntos recibidos (62).

COMPARACIÓN ESTADÍSTICA (7ª Y ÚLTIMA JORNADA DE TEMPORADA REGULAR)

BUCANEROS/ POSICIÓN CATEGORÍA ESC. AZTECAS FBA / POSICIÓN

1° (7-0) Marca 2° (6-1)

8-1* Serie histórica 1-8*

OFENSIVA

1° (182) Puntos anotados 2° (174)

1° (25.9) Prom. de Puntos a favor por juego 2° (24.8)

2° (1,975) Yardas totales 1° (2,041)

1° (1,065) Yardas por tierra 7° (431)

5° (910) Yardas por pase 1° (1,610)

3° (72) Primeros y diez 2° (73)

5/4 Intercepciones /Foumbles 6/0

DEFENSIVA

1° (34) Puntos permitidos 2° (62)

1° (4.8) Prom. de Puntos en contra por juego 2° (8.8)

1° (746) Yardas totales 2° (1,029)

1° (162) Yardas por tierra 5° (628)

2° (584) Yardas por pase 1° (401)

1° (50 / 448) Núm. Cast/Yardas Cast. 4° (41 / 415)

*Incluye a Aztequitas, y Aztecas UDLAP.

En todos los deportes, las estadísticas son el reflejo del trabajo del equipo en la temporada, y en el caso de esta final, ambos conjuntos presentan contrastes en la mayoría de los departamentos ofensivos y defensivos. 

Los Aztecas, terminaron como la mejor ofensiva del grupo con 2,041 yardas generadas (431 por tierra y 1,610 por aire) y segunda en puntos anotados con 174. A la defensiva fueron la segunda menos vulnerable con 1,029 yardas permitidas (628 por tierra y 401 por aire) al igual que en puntos permitidos con 62. El scout, los presenta con una clara tendencia ofensiva a lanzar más el balón, donde su QB Alfredo Linares (6) finalizó en la fase regular como el mejor pasador con 1,507 yardas (ubicándose como el cuarto mejor pasador de todos los tiempos en esta categoría) y ha conseguido 16 pases de anotación por esta vía, promediando 215.29 yardas por juego; teniendo a su receptor preferido en las manos de Ramiro Moreno (1) quien ha capturado 23 pases para una ganancia de 452 yardas, ha logrado 6 anotaciones, con un promedio de 19.65 yardas por recepción y ser el mejor del grupo en este departamento. Otro destacado WR es Juan Onorio (13) con 300 yardas conseguidas para finalizar como tercero. 

Su productividad terrestre, ha sido baja, donde su RB Víctor Rodea (24) es el más destacado de su equipo, acumulando en 51 acarreos solamente 187 yardas, con tan solo 3 touchdowns y un promedio por acarreo de 3.67 yardas y ubicarse como el séptimo corredor del grupo. El QB Linares, se ubica como el veinteavo corredor con 29 acarreos para 81 yardas, 2 anotaciones y un promedio de 2.79 yardas; pero en su juego de semifinal, tuvo su mejor actuación al ganar 103 yardas en 10 acarreos, promediando 10.3 yardas por conducción.

Pero defensivamente le causan problemas las ofensivas terrestres, al haber permitido 628 yardas y ser la quinta más endeble. Su perímetro, es el mejor del grupo, pues solo ha aceptado 401 yardas. De ahí que, seguramente los auriazules, insistirán con un plan preferencial de ofensivas combinadas, que tan buenos resultados le han dado en la temporada. Pero su ofensiva terrestre es letal.

Los de Satélite, terminaron como la segunda mejor ofensiva del grupo con 1,975 yardas (1,065 por tierra y 910 por aire) y primera en puntos anotados con 182. A la defensiva fueron la menos vulnerable con 746 yardas permitidas (162 por tierra y 584 por aire) al igual que en puntos permitidos con 34. Ellos, presentan una ofensiva equilibrada, pero sobresale su mejor arma, el ataque terrestre donde son los más destacados y quintos por aire. Cuentan con cinco corredores entre los once mejores en este departamento, lo que ejemplifica un backfield de mucho talento y variado al no depender de un solo jersey. Fernando Ochoa (2) segundo con 339 yardas; Roberto Redding (24) cuarto con 278; Andrés Macías (20) sexto con 196 y sus QB’s; Luis Retana (16) octavo con 171 y Daniel García (17) onceavo con 155. 

Lanzando el balón, el QB Luis Gerardo Retana (16) finalizó en la fase regular como el quinto mejor pasador con 712 yardas y ha conseguido 8 pases de anotación, promediando 101.71 yardas por juego, teniendo a sus funcionales Fabrizzio Giombini (3) y Andrés Macías (20) a sus mejores receptores, quienes han capturado 6 y 4 pases para una ganancia de 213 y 189 yardas y conseguido 3 y 6 anotaciones, respectivamente. Además Giombini fue el tercer mejor en yardas mezcladas con 585.

A la defensiva, le causan relativamente problemas los ataques aéreos, al haber permitido 584 yardas, pero son la segunda menos débil y tienen en Giombini como el más destacado interceptor con 4. Por tierra son la mejor, al permitir solamente 83.4 yardas por juego. En su enfrentamiento anterior, solo permitieron 121 yardas (4 por tierra y 117 por aire). En las últimas jornadas, mejoraron bastante y pudieron contener en corto yardaje en sus dos juegos al segundo ataque aéreo del grupo, que era el de los Gamos México; pero este sábado, serán exigidos al máximo.

Un problema para Bucaneros y del cual han batallado mucho, es la falta de un pateador confiable, pues solamente su QB-pateador Luis Gerardo Retana ha conseguido 4 PE y terminar como séptimo en este rubro, en la fase regular. Para buenas noticias, en su juego de semifinales conectó 4 puntos extras y parece que, retomó su tino.

Pero Aztecas, en la puntería y fuerza de Lobsang Rodríguez (36) ha conseguido 16 PE y un GC para 19 puntos y terminar como segundo y el sábado lo demostró nuevamente en su semifinal. Además los de Puebla, tienen en la velocidad y elusividad de Rafael Castillo (5) a un eficaz regresador de patadas de kick off y de despeje, teniendo promedios de 24.14 y 12.17 para finalizar como tercero en ambos rubros. Por parte de los Buc’s, Fabrizzio Giombini (3) y Andrés Macías (20), presentan buenos promedios con 23.00 y 19.67 yardas por regreso y ser el sexto y séptimo, respectivamente.

Un departamento por trabajar horas extras es el de castigos para Bucaneros, donde han tenido demasiados problemas en la temporada y ser el equipo más castigado con 50 para 488 yardas de penalización y puede ser un factor de enorme peso en contra en un juego muy cerrado.

Después de superar a sus rivales en las semifinales, se diagnostica en que ambos equipos van a desarrollar un partido muy emotivo y espectacular, donde sus ofensivas serán las que marcarán la pauta, no tanto por que las defensivas no tengan un buen nivel si no porqué tienen un talento espectacular, siendo la principal diferencia el sistema que desarrollan, pues los Aztecas tienen en la velocidad y habilidad de sus receptores y quarterback a sus mejores armas, lo que hace que su ataque aéreo sea su mejor factor ofensivo y de cuidado para el rival. Su backfield debe tener una mayor aportación y no hay que descartarlo y por ahí puede dar una agradable sorpresa. Del otro lado, los Bucaneros basan preferentemente su ataque en la potencia y dominio físico de su juego terrestre, sin descuidar su importante aporte por aire. Ambos tienen muy buenos equipos especiales y que decir de sus pateadores. 

Los de Satélite, se deberán aplicar mejor con sus profundos, pues por ahí los atacarán preferentemente sus rivales y mandar continuas cargas contra el QB Linares Bretón (6) a fin de evitar que encuentre en la mayoría de los casos a su receptor favorito Ramiro Moreno (1), pero los de Cholula deberán mover más el balón por tierra con sus runninbacks Víctor Rodea (24) y Fernando Tlahuextl Aca (35) y no ser tan predecible su ataque; en ese punto con una ofensiva donde el QB Linares es muy ‘vivo’ para correr en las ‘avenidas’ que se forman, los apoyadores y las alas defensivas de Bucaneros deberán estar muy atentos con las jugadas externas que bien dominan sus rivales y las jugadas rotas del quarterback. 

Los Aztecas tratarán de contener al eficiente ataque por tierra y los pases a la zona de los linebackers, sino lo hacen tendrán muchos problemas, aunado a un backfield bucanero que es muy explosivo. Por aire su perímetro debe estar muy atento si sus rivales deciden lanzar más el balón, el QB Luis Gerardo Retana tiene un brazo bien afinado y corre en jugadas personales estupendamente y ya entró en ritmo junto con un aceptable cuerpo de receptores. 

La cuenta de finales en que han estado el staff de coacheo por parte de Bucaneros, es muy amplia y en esta final puede ser determinante ante el joven cuerpo de entrenadores del coach Rafael Juárez. Seguramente ambos han estudiado cada detalle del equipo rival. En la experiencia contrastante de los staffs, ahí puede estar la diferencia, aunado a un plan de juego con la presentación de nuevas formaciones y variantes ofensivas.

Los del barco bucanero, partirán como ligeros favoritos por su marca ganadora y el jugar en casa; sin embargo en el terreno de juego deberán olvidar las estadísticas y la historia. Al frente tendrán a un rival que seguro aprendió la lección pasada. Un duelo de poder a poder. La actitud con que lleguen los jugadores, puede marcar la pauta del encuentro.